fbpx

HABLEMOS DEL RUBOR

HABLEMOS DEL RUBOR

El rubor o “blush” es uno de mis productos favoritos y lo recomiendo para crear looks frescos, con un aire saludable y hasta con ese toquecito infantil que nos da vitalidad.

Existen varias presentaciones como por ejemplo: en polvo, crema, mousse, gel y tinta. (También puedes usar labiales en tonos rosa o rojo bien esfumado con los dedos).

Tres Tips para aplicar tu rubor
1. Los rubores en crema o líquidos puedes aplicarlo con los dedos en esos días donde necesitas practicidad.
2. También puedes aplicarlo con esponja para un acabado parejo y natural. (Sólo toquecitos, no presiones la esponja)
3. Los rubores en polvo puedes aplicarlo con pinceles.

¿Puedo elegir el rubor según mi tipo de piel? ¡Siiiii!
– Si tu piel es normal a seca es recomendable usar mouse, crema o tinta para que la piel luzca hidratada, fresca y sin texturas.
– Si tu piel es mixta a grasa puedes usar productos fluidos siempre que sean sellados con polvo para evitar un aspecto oleoso exagerado e indeseado.

Mi recomendación es ir directamente a los polvos y aplicar poca cantidad e intensificar en caso de que sea necesario.

Los tonos de rubor más usados son: el rosa, coral, uva y durazno. Si aún no sabes elegir el tono de rubor que te destaque según tu tono de piel, fíjate en lo siguiente:
1. Para pieles claras
– Blancas con tonalidad rosa: pueden usar rubores con tonos rosa muy suave, coral y durazno.
– Blancas con tonalidad amarilla: le van perfecto los rosados.
2. Pieles morenas
– Tonos durazno, coral, rosa oscuro, bronce.
3. Pieles oscuras
– Tonos bronce, cobrizo, naranja.

Una super recomendación que brindo para lograr un look perfecto es combinar el rubor con el labial y si usas sombras, asegúrate que el tono esté presente en la transición para crear una armonía en tu maquillaje. El rubor no puede ser el color que más destaque, así que ten cuidado con la cantidad que apliques. Siempre es importante ir de menos a más sin exageraciones.

¡Ahora lo más importante! ¿Dónde Aplicar el rubor según tu tipo de rostro?
Imagina que trazaras una línea vertical que baja desde el arco de tu ceja (punto más alto) y otra línea horizontal que va desde la aleta de la naríz. El punto de encuentro entre esas dos líneas imaginarias, es la zona del rubor. Según tu tipo de rostro aplicarás más, hacia un lado u otro como lo representan las imágenes a continuación.

¿Eres fan del rubor? Cuéntame, espero tus comentarios.

Un abrazo.

Jess!

Deja un comentario